¿Quién soy?

mano padre e hija

Yo no se tu pero yo me he hecho esta pregunta muchas veces. Cada vez que Dios decide reinventarme, me la tengo que volver a hacer porque quedó perdida y sin saber hacia donde debo ir. Lo mas curiosos es que casi siempre regreso al mismo lugar, con adornos diferentes  o mas llamativos y brillantes pero al mismo punto: Soy una hija de Dios.

Bueno, ¿pero y eso que significa? y ¿de qué accesorios hablo?  Es muy sencillo, eso significa que Él me ha dado autoridad para llegar tan lejos como mi mente y deseo me lo permitan puesto que con Él no hay límites ya que estos nos los ponemos nosotros con nuestra mala actitud o pesimismo pero además de esto cada vez que llego al mismo lugar de salida, en el cual reafirmo que como su hija soy fuerte, capaz y Él me empodera, lo hago con virtudes mas desarrolladas o mas refinadas. La paciencia, por ejemplo, mas pulida entonces con una mayor capacidad de esperar o la fé no tan escuálida sino mas robusta y fuerte, capaz de hacerme creer que eso que aún no ha llegado, si es posible que suceda.

La respuesta es cada vez mas clara para mi puesto que cada vez que estoy de vuelta en sus brazos reafirmo que nunca me suelta y así mismo siempre me acompaña para mejorarme y fortalecerme como mujer y como Su hija.

El Encuentro

thHQG8UX6C

Por un tiempo me sentí dolida, perdida, desilusionada y resentida. Esto me llevó a alejarme de mi propósito de vida para dedicarme a sanar por dentro las heridas producidas por el rechazo, desprecio y maltrato.

La sensación que prevalecía era la de no querer volver a predicar la palabra y mas bien dedicarme a ser una buena mujer, ir a la iglesia, cuidar de mis hijas y trabajar para poder reubicarme laboralmente después de haberme dedicado solo a ser mamá, esposa y co pastora de una iglesia de manera pro bono pero en realidad nada mas. Veía mis ilusiones y mi misión de vida rotas y pensaba que no habría futuro en ese aspecto para mi, pero es sorprendente como Dios hace como quiere y en el momento en que decide que estamos listos de nuevo, pone a  las personas indicadas en nuestro camino, abre las puertas que parecían cerradas y nos reconecta con nuestro propósito vital con una pasión tal que no la hubiéramos soñado, ni si hubiéramos querido.

Así que hoy, de nuevo me siento como una vela encendida que desea ayudar a otros a que brillen y encuentren el camino de regreso a casa a nuestro creador.

Coaching Con Uno 1

Esta mañana en mi sección Coaching Con Uno en Mañanas Con Uno estos fueron los consejos que dí.

Factores esenciales para vivir una buena vida.

  1. Ser productivo.
  2. Nutrir nuestro círculo íntimo.
  3. Conectarse con nuestra cultura.
  4. Tener una actividad espiritual.
  5. No perderse de nada.
  6. Descubrir cosas nuevas (viajar, leer, comer cosas diferentes).
  7. Romper la rutina.

Aprender A Vivir

Devocional 98 Aprender A Vivir

Hace unos días me enteré de la muerte de un muy querido amigo de mi infancia y esto me llevó a meditar en mi vida y en la manera en que la estoy viviendo. Recordé que estaremos aquí solo por un tiempo limitado y con un propósito definido para cumplir, que lo que no hayamos hecho ya realmente no importa porque se nos fue, que lo que nos haga falta por realizar tampoco debe inquietarnos porque aún no ha llegado, pero el ahora, este si es nuestro y está aquí para que le saquemos el mayor provecho.

Suéltalo

Devocional 97 Sueltalo

He visto como en ocasiones es complicado soltar, se dificulta muchas veces el dejar ir lo que ya no debe continuar mas y nos resistimos a que lo viejo se vaya sin embargo si no nos liberamos de aquello que ya cumplió un ciclo en nuestra vida y que no debe ir mas, lo que está por llegarnos no puede entrar a formar parte de algo nuevo para nosotros y corremos el riesgo de seguir viviendo de manera mediocre, miserable o estancada.